10 habitaciones para el sexo raro en Japón

El Pais.com publicó el 20/11/2011 por Patricia Gonsálvez

Los hoteles del amor japoneses (love hotels, en inglés, o rabu hoteru, en serio, en japonés) surgieron como tal en los años setenta. Se alquilan por horas y sirven para que las parejas puedan disfrutar discretamente los unos de los otros. Y, de paso, del excéntrico decorado.

Aunque todavía existen unos 20.000, y suponen un negocio multimillonario, los love hotels están en declive decorativo… Cada vez son más sosos y funcionales por culpa de una ley de la moral pública que establece que cosas como las camas giratorias o los techos de espejo pertenecen al negocio del sexo no al hostelero.

Pero, gracias sobre todo, a dos libros de fotos, Love Hotels de Misty Keasler y Satellite of love de Kyoichi Tsuzuki, los love hotels nunca desaparecerán del todo.

Escogemos 10 de sus habitaciones más extravagantes para hacer realidad 10 fantasías clásicas…

1. ABDÚCEME, EXTRATERRESTRE

Para jugar a las exploraciones alienígenas y las sondas anales, el Hotel Loire de Osaka, solía ofrecer una habitación sacada de una nave espacial, en la que, por lo visto ponían La Guerra de las Galaxias en loop.

2. ENCUENTRO EN EL METRO 

Isabel Coixet explica sin palabras cómo funciona un love hotel en El mapa de los sonidos de Tokio. Del autocheck-in a los baños con ventana a la habitación. Los exteriores de la escena fueron rodados en la zona de Shinjuku, donde abundan este tipo de establecimientos. La habitación es un decorado, no como esta, algo más humilde, que había en el Loire.

Sigue leyendo